martes, 11 de octubre de 2016

Análisis Uncharted: La bolsa de los déjà vu

No paro de leer una y otra vez lo maravillosa que es la saga Uncharted. No paro de ver a medios especializados soltándole dieces y nueves a cada uno de sus títulos. No paro de ver comentar a la gente como aman esta saga, cómo aman a sus personajes y lo mucho que les gustan sus historias. Y en el centro me hallo yo, observándoles a unos y a otros, viendo como se emocionan, como ríen y lloran con Drake y sus aventuras. Pero cada vez que intento acercarme, cada vez que intento compartir su alegría, cuando dirijo mis ojos a aquello que ellos observan con admiración, solo observo oscuridad. Veo a un ser demoníaco, formado por las almas de los olvidados, creado por los miembros amputados de los que le precedieron. Sin nada suyo, sin nada nuevo, sin alma. Me repele. Intento tocarlo, pero su textura es desagradable, áspera. Asqueado decido volver de donde vine, regresar a mi lugar seguro y hundirme en el mar de incomprensión.

Dicho pronto y mal, Uncharted me parece una de las sagas más sobrevaloradas que han existido jamás.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Battlefield 1 Beta. Opinión y filosofeo.

Estos últimos días hemos tenido acceso a la beta del nuevo Battlefield 1, la última entrega de una saga que, tiempo ha, renovó el género de los shooters multijugador. En su época esta saga revolucionó el mercado, creando un campo de batalla en el que 64 jugadores se podían meter de hostias usando todo tipo de vehículos  y aviones, en un conflicto totalmente dirigido por las acciones de los jugadores. La saga ya no es lo que era y Battlefield ha sucumbido en sus últimas entregas al germen de Call of Duty (ésto es priorizar la conformidad frente a la novedad en cada nueva entrega, haciendo que los cambios entre cada juego de la saga sean muy leves). De todas formas llevaba tiempo queriendo probar este juego, debido principalmente al cambio de época histórica, la Primera Guerra Mundial, un conflicto muy poco tocado en el mundo de los videojuegos (lo cual es irónico, sabiendo la importancia que tuvo en la historia) y, después de probarlo, hay dos cosas de las que quiero hablar.



martes, 16 de agosto de 2016

El Arte de Hacer el Mal. Mis Villanos Favoritos.

Estamos abocados al mal. Lo siento si te molesta, es un hecho, al igual que todos nosotros, eres malvado. Nunca harás nada terrible, porque estás reprimido, no sólo de forma física, sino también mental. Se te ha educado en la importancia de hacer el bien, de no dañar a nadie y ayudar a los desfavorecidos y, a su vez, transmitirás a su vez esta filosofía a tus hijos, continuando con la eterna cadena. Estoy seguro de que más de una vez has soñado con estrangular a alguien. Esa noticia de la enésima víctima de abuso doméstico, seguro que has imaginado con todo lujo de detalles en lo que harías al agresor si supieras que no hay consecuencias. Seguro que las imágenes que rondaron por tu cabeza superarían cualquier escena de Tarantino. Seguro que no te resulto desagradable, sino placentero imaginar a ese cabrón reducido a un cuerpo sin vida a tus pies. En este caso tu furia se desata sin control, puesto que el objeto de tu ira es un mal hombre, no te reprimes, dejas a tu ser, ser.

Aquí todos estamos locos, es la naturaleza humana. Los cristianos ya se dieron cuenta de esto, y utilizaron el pecado original como excusa de su tendencia al mal. Edgar Allan Poe también lo comentó y, bajo el nombre del Demonio de la Perversidad, habla del impulso interno que desea hacer el mal, incluso si no conlleva beneficio alguno, por el mero hecho de cometer el mal.

Quizá es por esto por lo que nos gustan tanto los villanos. En el mundo de la fantasía podemos soñar hacer con lo que nunca haríamos. Nos vemos reflejados en esas personalidades liberadas, que van más allá de lo socialmente aceptado. Seguro que más de una vez te has sentido más identificado con el villano de una película que con el héroe, ¿a que sí? Bueno, a mi me pasa a menudo, y como un loco más en este mundo voy a hacer una lista de los mejores villanos con los que me he topado, aquellos que, por una u otra razón, se quedaron marcados en mi ser.

miércoles, 25 de mayo de 2016

GTA V: Jugando con los Tópicos

La premisa de GTA V no podría llamar menos la atención. Trata sobre un equipo de atracadores de bancos formado por tres tópicos del cine: el psicópata imprevisible, el negro recién llegado del Bronx y el viejo experimentado. Con esta premisa lo primero que viene a la cabeza es pensar que se trata de la típica historia: el loco acaba liándola, el abuelo intenta controlarlo, el negro acaba tiroteado, etcétera, etcétera. Ya sabéis, la película de atracos genérica número 430.

Pero Rockstar es de todo menos genérico. A poco de empezar el juego nos daremos cuenta de un pequeño matiz que separa a este juego del tipo de películas anteriormente mentadas. Rockstar no tiene personajes tópicos, Rockstar juega con los tópicos para hacer sus personajes, es totalmente consciente de ellos y los utiliza a su favor para brindarnos varios de los mejores personajes que se han visto en mucho tiempo por este medio.


jueves, 5 de mayo de 2016

Añoro el Buen Terror, Parte II: Videojuegos

El videojuego es el mejor medio imaginable para provocar verdadero miedo. Frente a la pantalla dejamos de ser un espectador y nos convertimos en el protagonista, el sujeto del terror. Su mundo se convierte en la realidad y sus acciones pasan a ser las nuestras. Podemos sentir mucho más cercanas las implicaciones de nuestros actos. El desarrollador tiene la opción de meterse en nuestra psique y jugar con nosotros, haciéndonos llegar a cotas de terror inimaginables para el cine.

Y así sería, si no fuese por la destructiva ola de terror hormonado adolescente que ha decidido inundarnos. Basado en ridículos sustos, medidos para hacer saltar al youtuber cretino de turno, moviendo a una enorme marabunta de babosos fans que no son capaces de procesar un terror más refinado, en el que el miedo tenga más matices que una cara que aparece repentinamente chillando.

Silent Hill 2

martes, 12 de abril de 2016

Añoro el Buen Terror, Parte I: Cine

No os podéis imaginar cuanto me duele el rumbo que está llevando el terror hoy en día. Da igual el medio, tanto cine como videojuegos están jodidos. El género de terror se ha casualizado hasta límites absurdos, reduciendo las posibles historias a un esqueleto predefinido del que parece que es imposible salir, rodeados de una carne insulsa, formada por los más estúpidos clichés del género, que la gente consume y disfruta cual inculta manada que no es capaz de imaginar algo mejor.

Y aquí estoy yo, incapaz de disfrutar de semejantes aberraciones, llorando como una niña por el valor perdido y, cual Jorge Manrique, añorando los tiempos pasados. Para los pocos que quedamos que, como yo, no concatenamos con la nueva ola de terror, escribiré dos artículos: uno sobre cine y otro sobre videojuegos, en los que haré un repaso de las obras que se salen de los estándares marcados por el rebaño, aún capaces de hacernos pasar miedo sin asquerosos y constantes jumpscares que intenten llamar nuestra atención.
El Resplandor

jueves, 24 de marzo de 2016

Me sobran las historias

Se nos llena la boca con la frase "Los videojuegos son arte". Como un mantra la repetimos una y otra vez aquellos que buscamos un poco de reconocimiento o, al menos, menos miradas de desaprobación por emocionarnos con las andaduras de un conjunto de píxeles de forma humanoide. Muy bien, estoy de acuerdo con vosotros, los videojuegos son arte, pero este hecho tan solo me lleva a hacerme otra pregunta, una pregunta con una respuesta tan abstracta que es difícil de acotar, pero esto no lo hace menos importante, pues puede ser la prueba fehaciente de que no estamos desperdiciando nuestras vidas frente a una pantalla, si es que eso importa algo:

¿Qué hace a los videojuegos un arte?

sábado, 12 de marzo de 2016

El bosque

La oscuridad nace de nuestros corazones, no es más que la representación de nuestro miedo. Rápidamente te envuelve, no te permite escapar. No es una prisión corporal, sino mental, algo mucho más terrible. El cuerpo es pasajero, cuando miles de gusanos se dan un festín con nuestros putrefactos ojos nuestro ser sigue, encerrado en una eterna tortura. Una parábola cíclica, cuya única intención es castigar nuestros pecados, porque todos somos pecadores, nadie puede tirar la piedra, y todos lo hacemos. Estamos corruptos y mancillados. Somos escoria, todos y cada uno de nosotros, el mundo será más feliz cuando la humanidad esté muerta y todos nademos en la imperiosa oscuridad nacida de nuestro horror.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Far Cry: Primal nos trata como a animales



El nuevo Far Cry: Primal está con nosotros, lleno de acción, trepidantes batallas y algún que otro mamut. Todos estamos deseosos de entrar en su mundo, sentirnos parte de la tribu wenja y disfrutar de las horas y horas que nos ofrece Ubisoft. Como no, siendo fiel a la saga, este nuevo Far Cry estará lleno de plantas que recoger, campamentos que liberar, y enemigos a los que derrotar, y una vez más, Ubisoft nos ha tomado a todos por animales.

lunes, 22 de febrero de 2016

El día en que Tolkien condenó al mundo

Maldito sea el día en que Tolkien demostró su habilidad con la pluma. Aquel día en que, con ayuda de la mitología germánica y anglosajona, creó un mundo tan vivo como el nuestro, pasando de ser un hombre más a ser el dios creador de un nuevo y maravilloso mundo.

Amo todo lo que rodea a Tolkien, su imaginación desbordante, su rica mitología y sus alucinantes y únicas criaturas. Pero hay una cosa que odio, algo que él nunca pudo evitar, quizá ni se le pasara por la cabeza, algo que apareció tras su muerte: su legado.

jueves, 4 de febrero de 2016

Me cago en Dios

Joder si estoy loco. La locura ya es parte de mí, no puedo esquivarla, cual lapa se halla pegada a mi ser. Pero no me importa, he aprendido a apreciarla tal cual es. Me gusta rodearme de ella, que guíe mis movimientos. Mi vida es mejor desde que está conmigo, ahora soy capaz de ver, de ver lo que los demás ni imaginan. No me importa lo que piensen, no me importa lo que digan ni lo que hagan, eso no me detendrá. Pasaré por encima de ellos, ellos no son relevantes, no son capaces de  ver lo que yo veo. ¿No me convierte a mí eso en el cuerdo en un mundo de locos?

jueves, 28 de enero de 2016

Cuando me volví contra mí

Hace escasos días sucedió algo que me hizo plantearme el mundo, o más que el mundo, la gente que en él habita. El suceso en sí es efímero, algo sin importancia alguna, pero me sirvió como un hilo colgante en el interior de mi mente, del que pude tirar, escapando así de las garras de Uróboros que controla mis pensamientos. Un ciclo sin fin de pensamientos que se relacionaban para ver cómo la gente desperdicia su tiempo en tareas vanas, pensamiento que, a su vez, realimentaba mi ego, haciéndome ver cada vez más alta y contrastada la línea que separa lo bueno de lo malo, en el sentido artístico de estas palabras.

sábado, 16 de enero de 2016

Review: The Last of Us



Desde el día que salió al mercado The Last of Us se convirtió en juego de culto para muchísima gente. Nueves y dieces aparecieron en todas las revistas y páginas especializadas. Incluso mucha gente no dudó en considerarlo El Ciudadano Kane de los videojuegos. Para los que no entendáis esta comparación: al igual que a los videojuegos ahora, el cine durante mucho tiempo no era considerado un arte, sino un entretenimiento vacío y sin fondo. Mucha gente en los años 40 incluso insistía en que el cine era dañino, y que hacía a los jóvenes confundir realidad y ficción (que poco hemos evolucionado). Ciudadano Kane fue aquella obra que apareció en 1946 para demostrar sin lugar a dudas, que el cine sí es un arte.