domingo, 27 de diciembre de 2015

9 Recomendaciones de Ciencia Ficción

Ahora mismo Twitter es un hervidero de nostalgia, y no es para menos, la séptima película de Star Wars acaba de salir y es una saga muy querida para la gente. Incluso personas que no están metidas en el mundo de la ciencia ficción o del cine le cogieron mucho cariño al carismático mundo al que George Lucas dio vida. La decepcionante segunda trilogía no ha sido suficiente para que la gente no ponga sus esperanzas en J. J. Abrams y reserve las entradas meses antes del estreno. Por mi parte, aunque no comparto la idea de mucha gente de que se trata de una obra maestra, sí que le tengo cariño a la trilogía original y me despierta cierto interés esta última parte.

El ver a todo el mundo hablar de naves espaciales, espadas láser y planetas lejanos ha despertado en mí esa llamita interna que pide su ración de ciencia ficción, y me han dado ganas de revisitar viejas películas de este género. Y de entre ellas, vengo a recomendaros 9 a las que considero grandes del género.

Antes de empezar aviso que esta recopilación no es un top. Al principio sí lo iba a ser, pero me di cuenta de que entonces tendría que poner en los primeros puestos a los ya conocidos grandes, películas como 2001: Una Odisea en el Espacio, Blade Runner o Matrix, que todo el mundo, si no la ha visto, al menos conoce su existencia. Pienso entonces que podemos saltarnos las formalidades y reservar sitio a películas menos conocidas y que puedan sorprender más a a gente. Las películas estarán ordenadas por año de salida. Dicho esto, empecemos:


Ultimátum a la Tierra (Robert Wise, 1951)

Siempre tiene que haber al menos un clásico en esta clase de entradas, son el inicio de todo, y los responsables de lo que hay hoy en día. En este caso le ha tocado a Últimátum a la Tierra, una cinta de bajo presupuesto pero con una mentalidad totalmente chocante para la época.

Un extraterrrestre llamado Klaatu y su robot aterrizan en Washington para entregar a la humanidad un importante mensaje. Al ir a entregarlo el ejército estadounidense le dispara y el visitante, aún vivo, es enviado a un hospital cercano para ser estudiado.

A partir de aquí se establece una curiosa trama que choca con la mentalidad estadounidense de la época en plena guerra fría. Su mensaje es anti-militar y en contra de las armas nucleares y lo demuestra en cada escena, mostrando un mundo permanentemente en tensión desde el punto de vista de Klaatu. Un largometraje muy recomendado si eres capaz de pasar por alto su edad y limitaciones.

La Cosa (John Carpenter, 1982)

En una estación de investigación de la Antártida despiertan sin querer a un ser que lleva congelado 100.000 años. Parece una premisa típica, pero Carpenter es un experto en retorcer un guión hasta hacerlo único. 

La cosa es una película que juega con el terror a lo desconocido de una forma magistral, creando un sensación de tensión que dura todo el metraje. Un imprescindible para todo amante del terror y una de las pocas películas que han mezclado horror y ciencia ficción de forma tan natural.

12 Monos (Terry Giliam, 1995)

En el año 2035 la gente vive en túneles subterráneos huyendo de un virus que asola la superficie y ha acabado con toda la humanidad. James Cole es elegido para viajar al pasado y recolectar toda la información posible sobre los inicios del virus y de la organización que lo liberó, que se hace llamar El Ejército de los 12 Monos. 

Con unas más que notables actuaciones de Brad Pitt y Madeleine Stowe y un guión brillantemente escrito, te sumerge en un mundo en que los límites de la realidad y la locura no están bien definidos. Es una película que invita a pensar, a darle vueltas. Apuesto a que su final no te dejará indiferente.

Gattaca (Andrew Niccol, 1998)

En un futuro las personas son gestadas in vitro seleccionando los embriones más válidos, y haciendo a las personas lo más perfectos posible. Los pocos que aún nacen de forma natural son despreciados y marginados, relegándoles a los trabajos más desagradables. 

Presentándonos un mundo tan injusto como creíble, se nos sumerge en un thriller que prioriza totalmente el desarrollo de su guión y la diégesis. Su dirección es sobria, pero lo suficientemente cuidada como para que no entorpezca el desarrollo. 

Una de esas películas que se cuecen a fuego lento. Una película para pensar, para darle vueltas y horrorizarte por el asombroso realismo que se siente en toda la película. Si consigues que te atrape la amarás por siempre.

Metrópolis (Rintaro, 2002)

Coronada ya como una de las películas de animación niponas más influyentes Metrópolis es una película que ningún amante del anime se debería perder. La película transcurre en una ciudad futurista caracterizada por la convivencia entre robots y hombres y presentada como una sociedad injusta y fuertemente dividida en clases. La historia sigue a los detectives Sunsaku y Kenichi en la búsqueda de un conocido fabricante de robots, acusado de tráfico de órganos humanos.

Es una película con mentalidad japonesa, y posiblemente no la acepte todo el mundo, pero si te gusta el anime ni te lo pienses. Metrópolis es una de las obras que definieron el anime como lo conocemos.

Akira (Katsuhiro Ōtomo, 2003)

Todo el que me conoce un mínimo se imaginaba que esta película iba a caer. Seré claro, amo Akira. El cómic me parece una de las mejores novelas gráficas jamás escritas y la película es una correctísima adaptación. Apostaría a que esto se debe a que  Katsuhiro Ōtomo, director del largometraje, también fue el escritor del manga en que se basa.

Sobre las ruinas de la antigua ciudad de Tokio, destruída durante la 3ª guerra mundial, se encuentra la reconstruida Neo-Tokio. Corrupción, vandalismo, asesinatos y violaciones rigen la vida en la ciudad y, mientras tanto, un grupo de científicos buscan la forma de controlar una poderosa fuerza llamada La energía absoluta.

Akira es una obra atemporal. Con su fuerte crítica a la sociedad, su sorprendente guión, sus personajes, tan complejos como interesantes y una más que notable animación lo convierten en un imprescindible. Y ya no solo de la ciencia ficción, sino del cine en general. Os merecéis ver esta película.

Sunshine (Danny Boyle, 2007)

El Sol se está extinguiendo y se llevará con él toda vida en la faz de la Tierra. El peso de la supervivencia de la humanidad reside en los hombros de una pequeña tripulación, que deben llevar una carga explosiva enorme para intentar devolverle algunos años de vida.

Sunshine es una película que atrapa en su arranque. Su planteamiento es muy interesante y su guión esta más que correctamente llevado. Pero lo que nos enamoró a la mayoría de esta película es su increíble apartado visual. Danny Boyle juega con una fotografía preciosa, llena de constrastes y que habla sin palabras, acompañada de una gran banda sonora. Toda la película está pensada para que, una vez terminada, se te queden grabadas a fuego muchas de sus escenas, y Boyle consigue su objetivo. 

Moon (Duncan Jones, 2009)

He de decir que cuando vi Moon no esperaba ni lo más mínimo de ella. Apareció ante mí una aburrida tarde de estas en las que parece que la vida no tiene nada que ofrecer. Con la mentalidad de no tengo nada mejor que hacer me la puse de fondo mientras jugueteaba con la tablet. A los 15 minutos de película la tablet estaba tirada por ahí y yo me encontraba atrapado en la película. Todo el aburrimiento desapareció y tuve la sensación de estar viendo algo especial y único.

Y es que Moon es una película relajada y tranquila, pero tan bien dirigida, con un guión tan grande y con unos personajes tan bien construidos que es imposible que no ames. Destacan su apartado artístico, con una fotografía tan bonita como bien implementada. Quiero dar una mención de honor a GERTY, junto con HAL 9000, una de las IA más interesantes que he visto en el mundo del cine.

Y a tu pregunta: no. No voy a darte una sinopsis, además te voy a  aconsejar que no la busques. Esta película es más bonita de ver sin saber nada de ella, y el viaje merece la pena, créeme. 

Her (Spike Jonce, 2013)

Hace escasos días que vi esta película, y me arrepiento de haberla tenido tanto tiempo en el cajón de pendientes. No soy muy fan de las películas románticas, pero en el caso de Her he hecho una excepción.

Theodore es un hombre solitario que está a punto de divorciarse. Para superarlo se compra un sistema operativo nuevo diseñado para satisfacer las necesidades que el usuario pueda tener. Este sistema funciona con una inteligencia artificial que se hace llamar Samantha.

La maravillosa actuación de Joaquin Phoenix y el cuidado guión de Spike Jonce te acompañan en una película sincera y cercana. Es de estas películas con la capacidad de mantenerte con una sonrisa todo el metraje.


Hasta aquí llegan mis 9 recomendaciones. Espero que os haya descubierto alguna película nueva o animado a ver alguna. Como siempre, pasaos por la caja de comentarios y recomendad alguna otra película. De todos es sabido que el cine no ocupa lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario