viernes, 4 de diciembre de 2015

7 Juegos Infravalorados

Muchas veces aparecen juegos de una gran calidad pero que, por un marketing fallido, por haber salido en un tiempo inadecuado, o por cualquier otra razón acaban resultando desconocidos para una gran cantidad de gente que no esté muy metida en el mundillo. Hoy me apetecía hablar de 7 de esos olvidados que, al menos en España, no han tenido el reconocimiento que merecen por su calidad.

Intentaré hacer una lista lo más heterogénea posible, para que cualquier persona pueda encontrar alguno que le guste. Además, todos los juegos que voy a recomendar están disponibles en Steam, así que puede ser una buena opción para engrosar la lista de juegos con vistas a las rebajas de invierno.

Los juegos estarán presentados en orden cronológico, ya que no quiero poner ninguno por encima de otro. Y sin más dilación, empecemos la lista:

The Guild 2 (2006)

Este juego se podría considerar Los Sims de la Edad Media. Se basa en gestionar y mantener una familia que aspira a llegar a lo más alto de la sociedad de la época. Para ello empezarás con un humilde negocio que deberá ir creciendo hasta convertirte en alguien de importancia. El juego te da total libertad para que recorras este camino como te plazca. Ve por la vía del empresario, contratando trabajadores para tus granjas y monopolizando el sector. O quizá desees ir por la vía del clero, pasando de ser un monaguillo a dirigir una catedral y tener el absoluto respeto de tus fieles. La decisión es tuya.

Habrá otras muchas familias que querrán lo mismo que tú, pero este juego no conoce el significado de las palabras "sana competencia". Te quemarán tus edificios, te denunciarán a la Inquisición, secuestrarán a tus hijos y cualquier cosa que se les ocurra para quitarte del medio, y tú podrás hacerle lo mismo a ellos. Y esta guerra continuará hasta que solo una familia quede en pie y consiga el respeto (o el temor) de todos los ciudadanos.

Penumbra: Overture y Penumbra: Black Plage (2007, 2008)

En este caso recomiendo los dos primeros juegos de la saga, ya que Black Plage es una continuación directa de Overture y la historia queda inconclusa sin él.

Frictional Games, padres de Amnesia: The Dark Descent y Soma hicieron estos juegos cuando aún eran totalmente desconocidos. Pero que esto no te engañe, incluso a día de hoy siguen siendo de los juegos que más aterran dentro del catálogo de Steam.

Penumbra cuenta la historia de Philip, el cual recibe una carta de su padre, supuestamente fallecido, que le sitúa en Groenlandia. Una vez llega allí, una ventisca le obliga a refugiarse en unas antiguas minas abandonadas. A partir de aquí se genera una historia de matices lovecraftianos basada en la exploración y el terror psicológico.

El juego es todo un referente, en cuanto a mecánicas se refiere, creando un paralelismo entre las acciones que haces como jugador y los movimientos de Philip dentro del juego. Esto es, por ejemplo, si quieres que Philip abra un cajón, tendrás que hacer el movimiento hacia atrás con el ratón. Este tipo de interacción, que ahora es bastante común, tuvo su referente más importante, aunque no el primero, en esta saga. 

Un obligado si te gusta el género de terror del auténtico, nada de screamers. Uno de esos juegos para jugar con la luz apagada, solo y que no te dejarán dormir hasta que la pesadilla haya acabado.

Risen (2009)

A decir verdad he estado tentadísimo a colocar en este lugar Gothic 1, un juego maravilloso, sin duda. La razón de que no ponerlo es que no se lleva bien con los sistemas operativos actuales, da problemas a mucha gente, y me sentiría mal si alguien comprase un producto injugable por culpa de una recomendación mía. De modo que recomendaré Risen, juego de los mismos creadores que Gothic y con la misma mentalidad, pero adaptado a los tiempos modernos.

Una gran criatura marina aparece de la nada y ataca el barco en el que viajas, provocando el naufragio de la embarcación. Tú y Sarah, únicos supervivientes del naufragio, aterrizáis en una isla llamada Faranga, en la que discurre una guerra civil. 

A partir de este punto Risen se vuelve un juego de rol adulto que te suelta en un mundo de gobernantes corruptos, caciques avariciosos y toda clase de la más baja calaña que existe. Este no es un juego fácil, aquí no eres el sangre de dragón ni el salvador. Aquí eres un tío más que intenta sobrevivir en medio de la guerra que asola la isla. 

Pero lo mejor del juego son, sin duda, sus personajes. Personas complejas, llenas de matices y bien construidas que hacen que, te encuentres con quien te encuentres, tenga una historia que contarte.

Además, a pesar de su edad, es un juego que técnicamente estaba bastante avanzado en la época en que salió, y por ello, junto con su gama de colores, hacen que hoy en día siga viéndose muy bien.

La Fuga de Deponia (2012)

Este juego salió en una mala época para las aventuras gráficas. La gente no quiere conversaciones, ni humor, ahora los juegos son tiros, gráficos, explosiones y competitividad. Deponia llegó para llenar esa necesidad que nadie tenía, y eso lo mató.

Pero si eres de los que no te importa parar y escuchar, este juego tiene mucho que decir. Es una aventura gráfica clásica, descendiente directo de Hollywood Monsters y Runaway repleta de humor y que no se toma en serio a sí mismo.

La historia sigue los pasos de Rufus, un joven vago, torpe y despreocupado que sueña con salir de Deponia, un planeta lleno de basura que solo sirve como estercolero, para viajar al Elíseo, donde vive la gente rica e importante.

Con un argumento correctamente llevado, un estilo desenfadado y grandes dosis de ingenio conseguirá sacarte más de una risa. Además, una vez terminado, siempre puedes embarcarte en su secuela, Caos en Deponia que ofrece más horas de humor.

The Banner Saga (2014)

The Banner Saga es la experiencia más cercana que existe a jugar un juego de rol de los de toda la vida con un máster cabrón. Un juego lleno de decisiones que cambian tu recorrido en el juego. La mejor respuesta nunca es obvia, no pudiendo estar nunca seguro de cuales serán las consecuencias de tus acciones.

En un mundo basado en temática vikinga los dioses han muerto, dejando el Sol fijo en el cielo y provocando la aparición de los dredge, violentas criaturas que avanzan sin descanso destruyendo todo aquello con lo que se encuentran. Aparecen dos grupos, uno que intenta huir de los dredge y otro que lidera la última resistencia de la humanidad.

Su sublime estilo visual, que se sale de las convenciones de la fantasía y sus batallas por turnos, muy distintas a lo que habitualmente se ve, lo convierten en un juego muy fresco y original. Poca gente hay que se atreva a salirse de lo establecido y reinventar las reglas, pero aún menos que lo hagan con tanta maestría como The Banner Saga demuestra.

Pero lo que me tiene enamorado de este juego es su banda sonora. Unas canciones preciosas que te meten totalmente en su mundo desde el primer minuto de juego, y que te animan a continuar hasta el final. Voy a dejar aquí un ejemplo de una de las muchas grandes canciones de este maravilloso juego para que le echéis un ojo, o un oído, en este caso.


Divinity: Original Sin (2014)

Si os digo la verdad, no esperaba mucho cuando empecé este juego. Pensé que sería un juego de rol genérico. Y vaya si me equivoqué.

El caso de Divinity: Original Sin es curioso, ya que la razón de su olvido fue su fecha de salida, muy cercana a la de Pillars of Eternity, otro juego de estilo muy similar pero de Obsidian, una empresa mucho más conocida que Larian Studios. 

La creación de personajes de este juego es toda una declaración de intenciones. Visualmente, no te da excesivas opciones, pero a nivel jugable la personalización es grandísima, pudiendo tirar por las típicas ramas de mago, guerrero, pícaro, sanador, o combinarlos entre ellos para crear un personaje totalmente a gusto del jugador. Pero eso no es todo, en Divinity no hay un protagonista de la historia, sino dos. Tendrás que preocuparte de personalizar, cuidar y controlar a ambos en todo momento. Además los NPC que te encuentres por el juego podrán ser más afines a uno de tus protagonistas y reacios al otro, creando unos matices narrativos bastante interesantes.

Jugablemente es otro juego de rol por turnos, al igual que el anterior, pero su categoría es la única diferencia. El combate en Divinity: Original Sin es muy estratégico, llegando a ser, a veces, jodidamente difícil. Se basa en las interacciones elementales, permitiendo jugar combinando hechizos de lluvia para crear charcos y aprovechar el agua con hechizos eléctricos, por poner uno de los muchos ejemplos posibles. Esto, combinado al hecho de que todos tus golpes y hechizos pueden dañar a los aliados, obliga al jugador a posicionar muy bien a sus unidades y mantenerte siempre atento. Además, el juego es totalmente abierto, haciendo que puedas caer en una zona "no apta para tu nivel" muy fácilmente. En resumen, el juego te invita a pensártelo dos veces y analizar bien la situación antes de meterte en una gresca de la que no puedas salir.


Bueno, pues estas han sido mis 7 recomendaciones. Se me han quedado muchas obras en el tintero que finalmente no he puesto, pero si se te ocurre algún otro ejemplo de obras que no han recibido la atención que se merecen pónmelo en los comentarios. Me interesa mucho vuestra opinión y estoy abierto a probar nuevos juegos.

Un saludo, y hasta otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario